Los cuidados que una familia debe asumir cuando uno de sus miembros es diagnosticado de Alzheimer, la demencia más frecuente, ascienden a unos 32.000 euros anuales, si se tienen en cuenta “los gastos directos, los indirectos y los invisibles”. Esos son los datos que maneja la Asociación de familiares de Enfermos de Alzheimer de Navarra (AFAN), que ayer conmemoró sus 25 años de trayectoria con especial reconocimiento al Dr. Madoz, Lourdes Ordoñez  y Susana Nadal de Fundación Argibide.

LOS CASOS SE DUPLICARÁN
La entidad, que cuenta con 1.200 asociados, reclamó en una comparecencia en el hemiciclo “un compromiso mayor” de los representantes públicos con esta enfermedad neurodegenerativa, que se estima que afecta a entre 9.000 y 10.000 navarros, a falta de un censo oficial. Sin embargo, la cifra aumenta hasta más de 14.500 si se tienen en cuenta las personas que están en riesgo directo de sufrir alguna demencia. Son el 7% de los mayores de 65 años, unas 6.500 personas, y el 50% de los que sobrepasan los 85, unas 8.540 personas.

Según las previsiones de la Organización Mundial de la Salud, para 2030 los casos se habrán duplicado.

Desde AFAN se alerta también del impacto que tiene sobre los cuidadores atender a personas que necesitan de una atención “permanente”. Si se tiene en cuenta que es la familia la que asume normalmente esa responsabilidad, se considera que esta patología tiene un impacto directo en el 9% de la población, unas 58.200 personas en Navarra.

“ Hay una gran cantidad de cuidadores en situaciones claramente dramáticas, en las que su rol les lleva a rozar los límites de sus capacidades físicas y psicológicas e, incluso, traspasarlas”, advirtieron.

Puede ver la noticia en Diario de Navarra firmada por Ainhoa Piudo pinchando aquí

Puede conocer más de la Asociación de familiares de Enfermos de Alzheimer de Navarra (AFAN) pinchando aquí