Rubén Peinado, Psicólogo Clínico, habla sobre el suicidio en una charla para el alumnado de 3º y 4º  ESO de Ikastola Jaso

Del suicidio se pueden decir muchas cosas, lo definiremos como:

  • Una salida radical a un sufrimiento psicológico intolerable, que no tiene vuelta atrás.
  • La persona tras verse superada en sus recursos y capacidad de afrontamiento, no ve ninguna otra salida y, por ello, decide acabar con su vida.
  • No es de cobardes, es de gente que lo está pasando muy mal.
  • Tampoco es una solución.
  • No es raro que a uno/a se le pueda pasar por la cabeza.
  • Pensarlo no significa hacerlo.
  • No es para tomárselo a broma.
  • En el mundo el suicidio se encuentra entre las tres principales causas de muerte.
  • De los 804.000 suicidios que se producen al año, una cuarta parte son adolescentes y jóvenes de menos de 25 años

FACTORES DE RIESGO 

  • Padecer algún problema de salud mental sin recibir ayuda
  • Problemas graves en casa
  • Presencia de autolesiones (no siempre indican riesgo de suicidio, pero sí hablan de sufrimiento)
  • Vivir un acontecimiento grave reciente (ej.: fallecimiento de familiar, pérdida de pareja o amigos/as)
  • Sufrir acoso escolar
  • Sentirse rechazado por ser diferente (físicamente, por identidad sexual, por raza…)
  • Altos niveles de exigencia académica
  • Abuso de sustancias
  • Haber sido víctima de abusos sexuales
  • Haber sido víctima de maltrato físico y/o psicológico
  • Sentirse una carga, sentirse desesperanzado frente a la vida y el futuro
  • Altos niveles de impulsividad, baja tolerancia a la frustración

FACTORES DE PROTECCIÓN

  • Habilidades de comunicación emocional
  • Habilidades para encarar y resolver los problemas
  • Habilidades sociales
  • Saber pedir ayuda
  • Apoyo social de calidad y consistencia
  • Buenas relaciones con profesores, compañeros y personas cercanas
  • Buena comunicación con familiares, profesores, iguales o con alguna persona de confianza
  • Confianza para poder hablar de temas difíciles con, al menos, alguna persona (familiar, profesor, tutor, amigo)
  • Sentirse escuchado, con respeto y sensibilidad, sin ser juzgado, al menos por alguna persona significativa
  • Los amigos, constituyen uno de los factores de protección más efectivos en la prevención de la conducta suicida

SEÑALES DE ALERTA

  • Cambio repentino en su conducta. Este cambio puede ir en dos sentidos:
  • Aumento significativo de la irritabilidad o agresividad; no respetar límites; insomnio o problemas para dormir.
  • Periodo de calma y tranquilidad repentino cuando previamente ha presentado gran agitación.
  • Falta de interés en las actividades escolares con las que antes disfrutaba; no implicarse en ninguna actividad o grupo.
  • Aislamiento, se le puede ver solo/a en los recreos. Puede volverse retraído/a y distante.
  • Consumo inusual de alcohol u otras drogas. Se puede utilizar como medio desinhibidor para realizar la conducta suicida.
  • Descenso general en las calificaciones, disminución del esfuerzo, ausencias injustificadas, comportamiento inadecuado en clase, cuando no es habitual en el/la alumno/a.
  • Regalar objetos muy personales, preciados y queridos.
  • Despedidas inusuales (ej.: siempre te querré) mediante cualquier medio de comunicación (whatsapp, mail, redes sociales…) o bien en persona (ej.: un abrazo inesperado e intenso, no habitual).
  • Cerrar cuentas de Instagram, TikTok, Twitter, etc…
  • Resolver asuntos pendientes.
  • Actitud pasiva en clase, apatía, tristeza.

ESTRATEGIA DE ACTUACIONES

  • Tener disponibles unos teléfonos de emergencia o ayuda: 112, 024, teléfono de alguien que nos pueda ayudar
  • Limitar el acceso a posibles medios lesivos
  • No dejarle solo
  • Preguntar y escuchar
  • Nunca juzgar
  • No reprochar su manera de pensar o actuar (ej.: ¿cómo puedes decir eso?)
  • No criticar, no discutir, no utilizar sarcasmos, ni desafíos. Tomar sus amenazas en serio (ej.: ¡Anda!, no digas tonterías)
  • No minimizar la situación que está viviendo (ej.: No será para tanto, ya se te pasará).
  • No entrar en pánico. Si no sabemos cómo actuar, lo que si podemos hacer es escuchar con calma y buscar apoyo
  • Procurar NO utilizar argumentos como “Vas a hacer mucho daño a tu hermano, tus padres o tu novio/a”

QUE NO HACER

  • Nunca juzgar
  • No reprochar su manera de pensar o actuar (ej.: ¿cómo puedes decir eso?)
  • No criticar, no discutir, no utilizar sarcasmos, ni desafíos. Tomar sus amenazas en serio (ej.: ¡Anda!, no digas tonterías)
  • No minimizar la situación que está viviendo (ej.: No será para tanto, ya se te pasará).
  • No entrar en pánico. Si no sabemos cómo actuar, lo que si podemos hacer es escuchar con calma y buscar apoyo
  • Procurar NO utilizar argumentos como “Vas a hacer mucho daño a tu hermano, tus padres o tu novio/a”
NOTICIA A DESTACAR
SABER MÁS DE RUBÉN PEINADO