Para realizar el diagnóstico es necesario que los síntomas estén presentes en varios ambientes: colegio, casa, amigos; de forma persistente y que estos produzcan repercusión en la vida del niño.

Al ser el TDA-H  un trastorno heterogéneono es fácil de diagnosticar. Por tanto es fundamental acudir a un profesional sanitario cualificadocon una amplia experiencia en este trastorno.