Actualidad

3 de diciembre 2015

El Centro de Salud Mental de Burlada gestionado por Fundación Argibide recibe el reconocimiento de Compromiso hacia la Excelencia

El Centro de Salud Mental de Burlada, centro perteneciente a la Red de Salud Mental de Navarra y gestionado por Fundación Argibide por concierto con Gobierno de Navarra ha recibido el reconocimiento de Compromiso hacia la Excelencia otorgado desde la Fundación Navarra para la Excelencia.

El pasado jueves 26 de noviembre, tuvo lugar el acto institucional del XV Día Navarro de la Excelencia, en el cual se ha entregado el Premio Navarro a la Excelencia, promovido por el Gobierno de Navarra, y cuya gestión y organización lleva a cabo la Fundación Navarra para la Excelencia.

El Premio Navarro a la Excelencia se instauró en 2001 con el objetivo de reconocer a aquellas organizaciones de la Comunidad foral que han alcanzado los grados de excelencia establecidos en el modelo EFQM (European Foundation for Quality Management). El modelo es un marco de referencia para la gestión que propone la utilización de las buenas prácticas utilizadas por las empresas excelentes en el contexto europeo. Para su obtención, las organizaciones candidatas presentan una memoria de sus actividades y reciben una visita del equipo evaluador, que dictamina la puntuación y aporta sugerencias de mejora para el posterior desarrollo de las organización.

1 de diciembre 2015

Beneficios psicológicos y sociales de los ritos funerarios. Artículo de Fundación Argibide en Zona Hospitalaria

Zona Hospitalaria. Noviembre-Diciembre 2015. Nº 56

Beatriz Gutiérrez López. Psicóloga Clínica de Fundación Argibide / Vicente Madoz Jáuregui. Médico Psiquiatra de Fundación Argibide / Susana Nadal Álava. Trabajadora Social de Fundación Argibide

Desde nuestro antecesor el Homo Sapiens hasta nuestra sociedad actual, los ritos funerarios han ido evolucionando y modificándose con el paso del tiempo. La conciencia de la propia existencia es uno de los atributos distintivos del ser humano. De entre todos los seres vivos, sólo el hombre posee el conocimiento suficiente de su existencia y por lo tanto, de que va a morir. El pensamiento de la muerte nos hace verdaderamente humanos y es a partir de este momento evolutivo cuando los ritos funerarios resultan tan relevantes para toda una sociedad.

• ¿Qué es un rito funerario?

El rito funerario es una ceremonia de paso que marca el tránsito entre dos estados diferentes: el estado de vida y el estado de muerte. Todas las culturas crean una serie de repuestas y actos protocolizados con objeto de ofrecer a sus miembros una creencia que confiera sentido a la muerte. Los cultos funerarios pretenden ser un homenaje o reconocimiento social al difunto. ¿Cómo experimenta nuestra cultura actual la muerte? Nuestra cultura tiende a presentar la vida y la muerte como una dicotomía en lugar de integrarlas como parte de un todo (“la muerte como momento culmen de nuestra vida”). Esto facilita que socialmente hayan surgido muchos temores y angustias relacionados con el hecho de poder morir. La ocultación de la muerte en todos los ámbitos que habitan con ella ha sufrido una progresiva expansión, alejándonos cada vez más de la realidad de la vida: “ser conscientes de nuestra propia limitación temporal y de nuestro estado de transitoriedad”. La desnaturalización del hecho de morir y el rechazo al mismo es tan importante que actualmente son más los que entienden la muerte como un error médico, que como un final irrevocable y al que todos hemos de llegar. Los ritos funerarios también están quedando oscurecidos y reducidos a su mínima expresión ante el ansia colectiva de pasar rápido por todo aquello que genera el menor atisbo de sufrimiento.

• ¿Cómo experimenta nuestra cultura actual la muerte?

Nuestra cultura tiende a presentar la vida y la muerte como una dicotomía en lugar de integrarlas como parte de un todo (“la muerte como momento culmen de nuestra vida”). Esto facilita que socialmente hayan surgido muchos temores y angustias relacionados con el hecho de poder morir. La ocultación de la muerte en todos los ámbitos que habitan con ella ha sufrido una progresiva expansión, alejándonos cada vez más de la realidad de la vida: “ser conscientes de nuestra propia limitación temporal y de nuestro estado de transitoriedad”. La desnaturalización del hecho de morir y el rechazo al mismo es tan importante que actualmente son más los que entienden la muerte como un error médico, que como un final irrevocable y al que todos hemos de llegar. Los ritos funerarios también están quedando oscurecidos y reducidos a su mínima expresión ante el ansia colectiva de pasar rápido por todo aquello que genera el menor atisbo de sufrimiento. 

• ¿Qué papel cumplen los ritos funerarios para que “desde que el hombre es hombre” todas las sociedades los hayan mantenido?

1. Ofrecen una oportunidad para revisar nuestra existencia y nuestro mundo de significados. Ser conscientes de la muerte del otro, y por lo tanto de nuestro propio fin, nos ofrece la oportunidad de transformar el sentido de nuestra vida y acercarnos a nuestro destino final algo más preparados. Desgraciadamente vivimos sobresaturados por los estímulos, la rapidez y el ansia de disfrute. La vida pasa atropellada a nuestros pies y muchos son los que evitan hacer un parón en su ruta para preguntarse: “¿esta es la vida que realmente quiero vivir?”. Compartir socialmente el dolor que supone la muerte de un ser querido nos invita a hacer un alto en el camino para valorar nuestra manera de existir: “¿dedico tiempo a las cosas que verdaderamente amo?”, “¿mi familia y amigos saben lo importantes que son para mí?”,“¿qué tengo que arreglar o mejorar antes de morir?”, “¿vivo en paz?”., “¿soy lo que realmente quiero ser?”... Estas preguntas, tan simples pero a la vez tan profundas, resuenan cada vez más lejos en nuestro interior porque no tenemos tiempo que perder, porque no podemos parar, porque tenemos que conseguir tantas cosas, y cumplir con tantas obligaciones y placeres...que la vida pasa a nuestros pies sin preguntarnos: “¿quiénes somos y a dónde vamos?.

2. El reconocimiento público de la muerte ayuda a aceptar su realidad. El reconocimiento oficial de que un miembro de nuestra comunidad ha fallecido ayuda a que todos aceptemos su muerte y también, que un día nosotros hemos de morir. Cuando la muerte impacta de cerca, generalmente nos encontramos en un estado de embotamiento de la sensibilidad o negación de lo ocurrido (“sensación de estar en una nube”, “sensación de que el fallecido sigue vivo”) que propicia que hablemos del difunto como si todavía estuviera vivo: “míralo que guapo lo han dejado”, “gracias por venir a verle”…Tras su sepultura o incineración todos seremos algo más conscientes de la realidad de la muerte y de que su vida ya pertenece al pasado.

3. Permiten crear un vínculo simbólico con el fallecido que perviva más allá de la muerte, aportando esperanza a la vida. Todos nosotros poseemos una serie de creencias sobre lo que hay o no hay detrás de la muerte e intentamos actuar en consonancia con ellas. En algunos momentos, el impacto resulta tan traumático que puede destruirlo todo, dejándonos vacíos de esperanza y rotos por el dolor. Aún en estos casos, el hecho de construir un ritual personificado en honor al difunto permite que muchas personas creen un vínculo simbólico con el fallecido que transciende la muerte física y pervive eternamente en el más allá. Son muchas las personas que con gestos cargados de simbolismo (poner las flores que le gustaban al difunto, escuchar la música que tocaba, tomar la bebida favorita con la que tanto bromeaba, hacer honor a sus palabras....) sienten que el fallecido está cerca y que ya nada puede separarles. Como señala Stephen Fleming: “el duelo es el proceso de pasar de perder lo que tenemos a tener lo que hemos perdido”. Esta frase recoge, a nuestro parecer, a la perfección, el significado del proceso de duelo por el que un día todos tendremos que peregrinar. Al principio no creeremos lo ocurrido y nos sentiremos desvalidos por la continua ausencia del allegado, hasta que en el duro transitar con la pérdida, podamos un día sentir, que él o ella nos pertenece y habita en nosotros. Acercarnos sin prejuicios al triste recuerdo de lo que hemos perdido nos ofrece la oportunidad de entrar en el contacto directo con la vida. Es normal que a veces tengamos miedo o que caigamos derrotados por la desolación pero sólo en ese contacto íntimo con lo que realmente queremos podemos reponernos y sentir: “que es ahora cuando la vida realmente tiene sentido”. “¡Son muchos los que lo consiguen: tú también puedes ser uno de ellos!”.

4. Reafirman los vínculos sociales. Las prácticas funerarias nos ofrecen múltiples oportunidades para brindar consuelo a las personas que sufren por la muerte de su allegado y a las cuales, apreciamos. Ofrecer nuestro apoyo y pesar, en los momentos difíciles, arropa al doliente haciéndole sentir menos solo y estrecha nuestros vínculos afectivos. “La muerte nos une porque es de todos, y es para todos”.

5. Ofrecen orden al hecho de morir. En los momentos duros, como la muerte de un ser querido, conocer de antemano el camino por el cual hemos de transitar simplifica y aporta luz a la oscuridad del sufrimiento. El funeral guía a los familiares hacia la despedida simbólica del fallecido (pasar a la otra vida, vives eternamente entre nosotros, descanses en paz...) y abre la senda del duelo. “Decir adiós, crear una relación simbólica con el fallecido, renovar el vínculo simbólico en días significativos y compartir nuestras pérdidas con los demás, ayuda a vivir sanamente el proceso de duelo y a curar las heridas” (R. Neimeyer). Tan relevante ha sido y es considerar el tema de la muerte para asegurar el bienestar y desarrollo de toda una sociedad, que en este momento nos preguntamos: “¿hacia dónde nos lleva una cultura de ocultación de la muerte?”,”¿puede acabar teniendo el hombre moderno menos conciencia de su propia existencia que el hombre primitivo de 200.000 años atrás?”. De ser así: “¿estaríamos perdiendo aquel atributo que nos dota realmente de humanidad?”.

30 de noviembre 2015

Javier Tirapu participa en las VIII Jornadas Aragonesas de postadopción

Javier Tirapu, Psicólogo Clínico y Director Técnico y Científico del Área de Neuropsicología de la Fundación Argibide participó los días 27 y 28 de noviembre en Zaragoza en las VIII Jornadas Aragonesas de Postadopción-Parentalidad Positiva organizadas por la Asociación de Familias Adoptantes de Aragón y cofinanciadas por la Unión Europea y el Gobierno de Aragón.

Las jornadas estaban dirigidas a Familias adoptantes y de acogida, Profesionales que trabajan en el ámbito de la adopción y el acogimiento y Otros profesionales: psicólogos, terapeutas, educadores...

Javier Tirapu, intervino en la segunda jornada con la conferencia "Como aprenden nuestros hijos". También se trataron temas con la parentalidad positiva, la plasticidad neuronal, el punto de vista sistémica, la educación, el aprendizaje, temas jurídicos y legales, etc.

25 de noviembre 2015

El cerebro artístico

¿Qué es el cerebro artístico? Javier Tirapu Ustárroz, Psicólogo Clínico y Director Técnico y Científico del Área de Neuropsicología de la Fundación Argibide.

Entrevista 24 de Noviembre. Me importas Tú. Navarra TV

Imagen de portada: proyectosinterdisciplinaresenartes.blogspot.com.es

21 de noviembre 2015

El Dr. Ignacio Mata participa el 25 de noviembre con Teresa Perales en una nueva edición del Ciclo Diálogos bajo el título "Reflexiones sobre la superación"

El Dr. Ignacio Mata , médico-psiquiatra y Director General de la Fundación Argibide, participará el 25 de noviembre a las 19.30 horas en Baluarte en la charla "Reflexiones sobre la superación" dentro el Ciclo "Diálogos de Ética, Humanismo y Ciencia"  que impulsan la Universidad Pública de Navarra y Laboral Kutxa. El Dr. Mata compartirá las reflexiones con Teresa Perales, nadadora, medallista paralímpica estatal con más medallas de la historia y autora del libro "La fuerza de un sueño".

ciclo diálogos dr mata

La entrada es libre hasta completar aforo y es imprescindible inscripción previa. Puede consultar toda la información pinchando aquí.

Imagen de portada: Mikel Fraile. Diario Vasco

20 de noviembre 2015

La Asociación de familiares de Enfermos de Alzheimer de Navarra (AFAN) cumple 25 años y reclama mayor compromiso público con los enfermos y los familiares

Los cuidados que una familia debe asumir cuando uno de sus miembros es diagnosticado de Alzheimer, la demencia más frecuente, ascienden a unos 32.000 euros anuales, si se tienen en cuenta “los gastos directos, los indirectos y los invisibles”. Esos son los datos que maneja la Asociación de familiares de Enfermos de Alzheimer de Navarra (AFAN), que ayer conmemoró sus 25 años de trayectoria con especial reconocimiento al Dr. Madoz, Lourdes Ordoñez  y Susana Nadal de Fundación Argibide.
 
LOS CASOS SE DUPLICARÁN
La entidad, que cuenta con 1.200 asociados, reclamó en una comparecencia en el hemiciclo “un compromiso mayor” de los representantes públicos con esta enfermedad neurodegenerativa, que se estima que afecta a entre 9.000 y 10.000 navarros, a falta de un censo oficial. Sin embargo, la cifra aumenta hasta más de 14.500 si se tienen en cuenta las personas que están en riesgo directo de sufrir alguna demencia. Son el 7% de los mayores de 65 años, unas 6.500 personas, y el 50% de los que sobrepasan los 85, unas 8.540 personas.

Según las previsiones de la Organización Mundial de la Salud, para 2030 los casos se habrán duplicado.

Desde AFAN se alerta también del impacto que tiene sobre los cuidadores atender a personas que necesitan de una atención “permanente”. Si se tiene en cuenta que es la familia la que asume normalmente esa responsabilidad, se considera que esta patología tiene un impacto directo en el 9% de la población, unas 58.200 personas en Navarra.

“ Hay una gran cantidad de cuidadores en situaciones claramente dramáticas, en las que su rol les lleva a rozar los límites de sus capacidades físicas y psicológicas e, incluso, traspasarlas”, advirtieron.

Puede ver la noticia en Diario de Navarra firmada por Ainhoa Piudo pinchando aquí

Puede conocer más de la Asociación de familiares de Enfermos de Alzheimer de Navarra (AFAN) pinchando aquí

16 de noviembre 2015

Javier Tirapu imparte en León el curso "Cognición Social y Teoría de la mente"

Javier Tirapu, Psicólogo Clínico y Director Técnico y Científico del Área de Neuropsicología de la Fundación Argibide participó el pasado fin de semana en León en el curso "Cognición Social y Teoría de la Mente" dirigido a psicólogos y psiquiatras de la red de salud mental de la Comunidad Autónoma de Castilla-León.

Durante dos jornadas Tirapu ha impartido este curso en el Hospital Santa Isabel de León con el objetivo general de "favorecer la formación y actualización en neuropsicología de los Profesionales de la red de salud mental de SACYL".

Como objetivos específicos se marcaron:

1. Proporcionar conocimiento sobre los fundamentos teóricos y empíricos que guían la práctica clínica en neuropsicología.
2. Profundizar en los protocolos de evaluación y rehabilitación Neuropsicológica, en concreto de la cognición social y teoría de la mente.
3. Familiarizarse con otros conceptos clave en neuropsicología clínica.

Entre los contenidos expuestos además de una Introduccion a la neuropsicología de La cognición social, Javier Tirapu expuso la Teoría de la mente y conciencia: Posibilidades de rehabilitación o las Nuevas perspectivas en Neuropsicología clínica.

 

Imagen portada: psocial-almendrahc.blogspot.com

11 de noviembre 2015

El Cerebro Social; escucha la conferencia completa de Javier Tirapu en la Cátedra Iberoamericana Pedro Lain Entralgo

Para Javier Tirapu, Psicólogo Clínico y Director Técnico y Científico del Área de Neuropsicología de la Fundación Argibide y quien se ha dedicado durante los últimos 20 años a estudiar la corteza prefrontal cerebral y sus funciones, en las recientes cuatro décadas la neurociencia ha avanzado más que en los 300 años anteriores y ha demostrado que todos los procesos mentales que lleva a cabo un ser humano, por muy complejos que sean, son resultado del funcionamiento cerebral.

En su participación en la Cátedra Iberoamericana Pedro Lain Entralgo, organizada por el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) explicó a estudiantes de Psicología y Medicina que “durante siglos, el conocimiento del cerebro y del ser humano se ha asentado en la falsa dicotomía cerebro-mente. Por un lado, el cerebro con sus procesos y por el otro, la mente, como si ésta fuera algo externo al cerebro”.

No obstante, “lo que hemos visto en los últimos años es que si tuviéramos que resumir en una frase qué es lo que se asienta en el corte prefrontal, yo diría esto: todas aquellas funciones que nos hacen humanos; ahí radica la humanidad del ser humano, lo que lo hace ser una especie peculiar con respecto a las demás y que lo diferencian de otras especies”, destacó Tirapu.

Escucha toda la conferencia pinchando aquí

Accede a una entrevista a Javier Tirapu en la Gaceta Universitaria de Guadalajara pinchando aquí

Accede a la entrevista radiofónica en el programa. El expreso de las 10. Radio UDG -Universidad de Guadalajara- México pinchando aquí para escuchar entrevista (a partir 6 min.: 28 seg.)

4 de noviembre 2015

Gran acogida de estudiantes y profesionales a Javier Tirapu en México

Javier Tirapu, Psicólogo Clínico y Director Técnico y Científico del Área de Neuropsicología de la Fundación Argibide, viajó los pasados 28, 29 y 30 de octubre a Guadalajara (México) con el fin de realizar diversas actividades y encuentros con profesionales y estudiantes.

Durante su estancia en el país azteca, Javier Tirapu compartió sus experiencias profesionales con varios colectivos con estudiantes y profesionales celebrando dos conferencias magistrales y varios encuentros. El recibimiento en todos los eventos ha sido excepcional y la Fundación Argibide quiere agradecer a todas las personas que han hecho posible este viaje y que han acudido a los eventos.

 

21 de octubre 2015

Javier Tirapu viaja a México para participar en diversas conferencias y encuentros

Javier Tirapu, Psicólogo Clínico y Director Técnico y Científico del Área de Neuropsicología de la Fundación Argibide, realizará los próximos 28,29 y 30 de octubre un viaje a Guadalajara (México) con el fin de realizar diversas actividades y encuentros con profesionales y estudiantes.

Durante su estancia en el país azteca, Javier Tirapu tendrá una apretada agenda en la que expondrá sus conocimientos y compatirá sus experiencias profesionales con varios colectivos que han solicitado su presencia. En este sentido el miércoles 28 de octubre, mantendrá en el Centro Universitario Ciencias de la Salud Aula Salud Pública un Conversatorium con los Estudiantes de Posgrado sobre su experiencia como profesional de la neuropsicología (Adicciones, F. Ejecutiva, Rehabilitación…).

El jueves 29 ofrecerá la Conferencia Magistral "Cerebro Social" dentro de la Cátedra Iberoamericana Pedro Lain Entralgo del Centro Universitario Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara. Al día siguiente en la Asociación cultural del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde el Psicólogo Clínico y Director Técnico y Científico del Área de Neuropsicología de la Fundación Argibide impartirá otra Conferencia, en este caso bajo el título “Sociedad, evolución y Cerebro”.

Pág. 9 de 22
FUNDACIÓN ARGIBIDE - C/ Iturrama 7, entreplanta, 31007 Pamplona (Navarra)
T 948 266 511 - F 948 266 650
info@fundacionargibide.org